Tomás Martínez Pagán – La Verdad

No estamos acostumbrados, en nuestra trimilenaria ciudad, a ser tenaces contra viento y marea y a mantener la unidad y firmeza de los proyectos y entre quienes los dirigen. Y como testigo personal desde la creación de la Plataforma por la Biprovincialidad en Enero de 2007, tengo, para empezar este escrito, que mostrar mi admiración por los que se lanzaron a esta empresa, y mi reconocimiento ante la seriedad con la que están actuando.

Y es que hemos visto fracasar ya tantos buenos propósitos e ideas en estas tierras, por el empecinamiento ajeno, por la dejadez y las divisiones, que tenemos que prestar atención a este gran ejemplo de coherencia y constancia. Y, además, en un tema tan serio, atractivo e importante.

En la Plataforma están convencidos, y nos están trasmitiendo, que representan a todas las generaciones que defendieron la Historia de estas tierras, y que Cartagena y su Campo necesita un “encaje” distinto y mejor en la Región y que es ahora, con la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM) cuando se presenta la gran ocasión para llevar a cabo este propósito. Es ahora o nunca. Este mensaje, pero debidamente fundamentado y muy bien analizado ha sido presentado por toda la Región de Murcia, y por supuesto en la Comarca, en actos públicos y privados con agentes sociales, políticos, parlamentarios, alcaldes, concejales, medios de comunicación, etc. Según me consta, en todas y cada una de los más de 50 actuaciones realizadas siempre se obtuvo un acuerdo de que todo lo propuesto desde la Biprovincialidad era coherente, razonable y bueno para el conjunto de los ciudadanos de la Región de Murcia.

Pero además, y esta es quizás la clave para comprender que están siendo observados con creciente interés y agrado en toda la Región, el proyecto es defendido, con sentida sinceridad, con un sentido integrador, con un afán de mayor unidad y beneficios para toda la Región Autónoma de Murcia; como una necesidad de toda la Región para dar el gran salto adelante que necesita para igualarse a las demás comunidades en el contexto nacional. La Región ahora -y eso lo saben todos los políticos-, es una comunidad con menor peso político del que le corresponde por su dimensión social y económica. Y en la Plataforma trabajan porque desean la mayor unidad de todos los ciudadanos de esta Región, su mayor fortaleza, y que dispongamos todos de mayor representación en el Congreso y Senado. Y que nos beneficiemos todos de una mayor asignación económica del Gobierno central y de una mejor distribución de esta. Lo están divulgando sintiéndolo como un gran servicio al bien común de todos los habitantes de la Región. Con las mismas ventajas que tendría para los ciudadanos de Ojos o Ricote, Caravaca o Calasparra, Cieza o Murcia capital. Y, naturalmente, dentro de toda la Región de Murcia, también para Cartagena y Comarca.

Su actividad no se interrumpe. Y las charlas en los más distintos foros con sus pedagógicas razones, han ido calando en todos los que los escuchan. Lo mismo han convencido a eminentes periodistas que a políticos, a profesionales o a vecinos. Y se han enriquecido ellos mismos con las ventajas que presentan jóvenes y sindicalistas que se les unen. La Juventud de toda la Región (Consejo de la Juventud de la Región de Murcia) están ya integrados en la Plataforma. Y las ventajas que tendrían y defienden ellos se conseguirían con la Biprovincialidad. Igual que muchos sindicalistas de la Región, que también se han unido a ellos en la realidad de Centrales enteras, de toda la Región, tras congresos comarcales y regionales.

La Plataforma ha visitado últimamente a las Instituciones de Lorca y su Comarca. Y el resultado fue muy en la línea de siempre. El interés de los hermanos lorquinos en la Biprovincialidad, al conocer las razones y ventajas presentadas por la Plataforma, produjo una identidad de deseos y el propósito de ahondar en estos argumentos en próximas visitas en ambas direcciones. Porque otra de las ventajas de esta reunión fue el deseo de estar más en contacto lorquinos y cartageneros tan distantes, extrañamente, casi siempre.

Y todo lo están haciendo con los brazos abiertos a todos, desde el apartidismo y el respeto a la Constitución. Su meta: conseguir el consenso del PP y PSOE, de ambas fuerzas principales en la Asamblea Regional. Que ninguna se sienta con la victoria de defenderla a solas. Pero que tampoco ninguna de las dos se quede en la increíble negativa a tan histórica propuesta. Y que este acuerdo, esté respaldado por los vecinos, los jóvenes, los profesionales, los empresarios por el pueblo, por los ciudadanos de toda la Región. Y por eso están en relación con los representantes políticos de la Asamblea especialmente encargados de la reforma y con los mandos superiores de ambos partidos.

Esa gran cantidad de Organizaciones y Asociaciones aunadas en un movimiento de la sociedad civil, no se ha dado nunca en la historia de esta Comarca, de esta Región, para nada tan duradero y estable como persigue esta Plataforma. Y ya tienen Estatutos y registro de asociaciones para hacerla lo más seria y transparente posible.

Y siguen con la misma decisión que desde el principio. Esa leyenda de la apatía de los cartageneros y esa endémica desunión ya no son de recibo. Se ha desmoronado con esta Plataforma de tantos que están trabajando sin ánimos de sacar beneficios de ningún tipo, sacrificando sus descansos y tiempo de ocio, a sus familias y a su propia economía. Con una sensación clara de que están viviendo un histórico momento de la vida de la Región de Murcia. Y que han aceptado la inmensa responsabilidad de llevar adelante con limpias miras esta enorme misión. Qué duda cabe de que están haciendo Historia.

Ahora somos todos los que tenemos nuestra parcela en esta responsabilidad. Y aceptar el poder decir todos a una: Yo también soy Plataforma.

Acordaros de que solo la pereza, la falta de generosidad o valentía de los políticos, dejara la Reforma del Estatuto sin la gran dirección que beneficia a todos: la de la Biprovincialidad. Y que eso también hará Historia. Pero esta vez muy negativa.

No obstante, están en la Plataforma y yo también estoy convencido, de que nuestros representantes políticos sabrán darle cauce a la razonable y beneficiosa propuesta y que el nuevo Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia nos permitirá a los habitantes de esta región estar representados en Madrid, gracias a la Biprovincialidad, en la media que nos corresponde por población y contribución fiscal al Estado, aprovechando al mismo tiempo la propuesta para resolver el “encaje” de Cartagena en la Región de Murcia en la que sin duda será más fácil, en un entorno biprovincial, defender nuestros intereses, hacernos oír en lo que valemos y somos, y en mejorar y aumentar la conciencia regional de todos nosotros. Que así sea.

Comments are closed.

Post Navigation